• Sin tratamiento, superar la adicción resulta prácticamente imposible.

    Un individuo que no padece la enfermedad de la adicción es capaz con su voluntad, de detener o reducir el consumo de cualquier sustancia ante los primeros síntomas de abuso. No es así en el caso de un enfermo. Para un adicto, la voluntad no es suficiente.

    Este hecho hace que mucha gente no enferma piense que la adicción puede atajarse con simple fuerza de voluntad. Nada más lejos de la realidad, las características psicológicas y neuronales de un enfermo suponen una barrera infranqueable a la hora de abandonar el consumo. Es por eso que ante la enfermedad de la adicción es fundamental buscar ayuda y asesoramiento exterior. Un tratamiento profesional es capaz de recuperar al paciente haciendo que abandone el consumo y ayudándole a recuperar su vida.

    Objetivos del tratamiento

    ¿Cómo se diagnostica?

La aceptación es la llave. La adicción es una enfermedad y la sobriedad no es una cuestión de fuerza de voluntad. Cuando dejamos de vivir en el problema, y, en cambio, vivimos en la solución, el problema desaparece por sí mismo

—  Abraham J. Twerski

Psiquiatra especializado en tratamiento de adicciones y adicto recuperado

900 505 100
1ª consulta gratuita